PROCEDIMIENTO MEDICOS

La MEDICINA FÍSICA Y REHABILITACIÓN (MFYR), se ha inclinado también a ser INTERVENCIONISTA, dada su orientación hacia los PROCEDIMIENTOS FISIATRICOS, pero nada más lejos de la realidad. Hay una historia previa y sólida de Intervencionismo en Rehabilitación, como las técnicas infiltrativas de partes blandas, las inyecciones epidurales de Cyriax o los bloqueos nerviosos periféricos para el tratamiento de la espasticidad. También, más recientemente, se han introducido en la práctica cotidiana de la MFR técnicas intervencionistas como las infiltraciones de Toxina Botulínica o las bombas de baclofeno.
Por este motivo la MFR ha desarrollado una nueva rama intervencionista. En las clínicas del dolor, el intervencionismo forma parte nuclear de sus capacidades terapéuticas, con procedimientos invasivos enfocados al alivio de las ALGIAS O DOLOR.
La MFR al cumplir el objetivo nuclear de la Rehabilitación: LA RECUPERACIÓN DE LA FUNCIÓN, sobre todo en las enfermedades de los sistemas nerviosos y músculo-esquelético. Hay innumerables procedimientos mínimamente invasivos cuyo efecto terapéutico incluye la mejora funcional. Las infiltraciones de partes blandas alivian el dolor y mejoran el balance articular y muscular. Permiten al paciente recuperar su capacidad laboral y realizar mejor las actividades de la vida diaria. Las infiltraciones de toxina botulínica disminuyen la espasticidad focal, mejoran el dolor, facilitan la postura y la movilidad básica, ayudan a la funcionalidad y perfeccionan las posibilidades de entrenamiento. Sucede algo parecido con las bombas de baclofeno. Los bloqueos nerviosos periféricos ayudan en enfermedades tan incapacitantes y comunes en MFR con el Dolor Regional Complejo.

Las infiltraciones de puntos gatillo alivian a muchos pacientes con dolor muscular refractario. La inyección de factores plaquetarios, aún en investigación, puede mejorar el dolor y la función en muchos pacientes con enfermedades por sobreuso, degenerativas y en rehabilitación deportiva.
Los pacientes con lumbalgia y otros dolores axiales, una de las consultas más frecuentes en Rehabilitación, puede ser tributarios de inyecciones miofasciales y periapofisarias, bloqueos paraespinales, infiltraciones epidurales, procedimientos de desensibilización y radiofrecuencia de la rama posterior, entre otras técnicas mínimamente invasivas.
Entre la mitad y dos tercios de los pacientes que acuden a una consulta normal de un médico especialista en Medicina de Rehabilitación podrían ser tributarios de técnicas intervencionistas.
Es posible imaginar un paciente con espasticidad y restricción funcional tratándose mediante hidroterapia en el siglo XIX; mediante hidroterapia, ejercicio y electroterapia, en el siglo XX. En el siglo XXI, el mismo paciente tiene la oportunidad y el derecho de ser tratado con los mejores procedimientos intervencionistas, administrados con la mejor calidad técnica, además de la hidroterapia, el ejercicio y la electroterapia. El fin ha sido, es, y será, siempre el mismo: su Rehabilitación para mejorar su Funcionalidad y Calidad de vida.

Por otro lado tomamos en cuenta que la Atención Integral por un equipo multidisciplinario liderado por el Médico Rehabilitador (Fisiatra), que actualmente cuenta con un Tratamiento Multimodal, entendida como “el proceso mediante el cual la persona con discapacidad utiliza recursos y procedimientos de las áreas de salud, educación, trabajo, asistencia social y otras, con miras a reducir las discapacidades , desarrollar las potencialidades, mejorar la calidad de vida, autosugestión e integración en la sociedad”.
La CALIDAD consiste en alcanzar los mayores beneficios posibles en salud al menor costo.

Por lo que el monitoreo de la atención adquiere dos funciones: verificación de la efectividad y de la eficiencia. La efectividad se determina juzgando si la atención proporcionada va a producir los mayores beneficios posibles en la actualidad.

INFILTRACIONES:

Las infiltraciones  consisten en la introducción de un medicamento anti-inflamatorio y/o analgésico a través de una jeringa para mejorar el dolor muscular, tendinoso o articular:

La infiltración se realiza en procesos inflamatorios crónicos o agudos de las articulaciones, como la bursitis, artritis, artrosis, epicondilitis del codo, en procesos inflamatorios del hombro y en tendinitis de la rodilla (tendinitis o tendinosis)

 

  • Infiltración Peritendinosa
  • Infiltración Intraarticular
  • Infiltración Muscular
  • Desgatillamiento muscular

BLOQUEO PARAESPINOSO

  • Proloterapia

 

BLOQUEO PARAVERTEBRAL Y/ O FACETARIO: En problemas de columna, hernias del nucleo pulposo o radiculopatías

VISCOSUPLEMENTACION:

 

La Viscosuplementación como Tratamiento en la OSTEOARTRITIS (ARTROSIS).
La Viscosuplementación es la aplicación intraarticular de acido hialurónico (AH), es considerada una alternativa terapéutica en el manejo no quirúrgico de la osteoartritis de rodilla, cadera, hombro y tobillo.Las propiedades de viscoelasticidad y lubricación del líquido sinovial está dado por el AH, actuando como amortiguador en la transmisión de cargas sobre la superficie articular, aliviando el dolor y mejorando la funciòn de la articulación.
La inyección intraarticular es un procedimiento médico, que se hace con medidas de antisepsia y asepsia convencional.
En los casos de hidrartrosis se recomienda hacer primero la artrocentesis.

 

ACUPUNTURA MEDICA

la ACUPUNTURA MÉDICA: EN QUÉ CONSISTE Y BENEFICIOS DE ESTE TRATAMIENTO

La acupuntura médica es una de las grandes herencias de la Medicina Tradicional China  Esta técnica consiste en la inserción de agujas en sitios estratégicos de nuestro cuerpo, permite estimular puntos anatómicos que nos permite restaurar el bienestar y la salud del paciente.

Desde las tradicionales prácticas milenarias de China y otras regiones próximas, la acupuntura ha evolucionado durante siglos y siglos hasta convertirse en lo que es hoy en día: un tipo de tratamiento moderno y seguro, sencillo y muy útil para determinados problemas de salud.

A través de los estudios y los años, los puntos clave de nuestro cuerpo convenientemente estimulados mediante las finísimas agujas empleadas en acupuntura pueden ayudar a múltiples patologías a evolucionar favorablemente y a muchos pacientes a mejorar su calidad de vida.

Hoy en día, la acupuntura está muy extendida, y la mayoría de sus aplicaciones y pacientes la buscan para problemas de índole muscular: desde dolores cervicales, lumbares y dorsales hasta casos más dolorosos y severos como tendinopatías o contracturas, estas pequeñas agujas pueden ayudar a aliviar y descontracturar los cargados músculos de las personas.

Pero, más allá de estos usos tan conocidos, la acupuntura puede reportarnos grandes beneficios a otros muchos niveles. Desde episodios tan graves para nuestro bienestar como cefaleas, migrañas o vértigos hasta casos de estrés e incluso depresión, la estimulación de los puntos correctos de Acupuntura en los canales de energía mediante las agujas de esta milenaria técnica puede ayudarnos a evolucionar favorablemente para una mejor salud y calidad de vida.

¿CÓMO SON LAS AGUJAS DE ACUPUNTURA MÉDICA?

Las agujas que se utiliza para tratamientos de acupuntura tienen muy poco que ver con aquellas que solemos estar más familiarizados, como las de vacunas o las que se utilizan para sacar muestras de sangre. A diferencia de esas agujas, que son gruesas y huecas por dentro para permitir el paso de sangre o medicamentos por su interior, las de acupuntura son firmes, aunque mucho más finas, sin orificio para extraer sangre o introducir medicamentos, son agujas de acero que nacen con tres hebras y las dos externas representan el ying y el yang (energía positiva y negativa) se unen en una sola con la del medio.

En la acupuntura médica, el tratamiento está en utilizar la aguja en el lugar correcto y de la manera adecuada. No es xtraer sangre ni introducir ningún medicamento en nuestro cuerpo a través de la aguja.

¿DUELE LA ACUPUNTURA?

Muchas personas son sensibles a las agujas y prefieren evitar cualquier tipo de tratamiento que las incluya. En el caso de la acupuntura, incluso los pacientes más reticentes a las agujas pueden perfectamente someterse a este tipo de tratamientos: las agujas son extremadamente finas, casi imperceptibles, por lo que la sensación de la aguja introduciéndose en la piel es mínima y completamente indolora.

Puede ser más sensible si el tratamiento se realiza en zonas especialmente irritadas o cargadas, pero la aguja en sí no suele suponer un problema y el dolor es inexistente. Además, los beneficios de la acupuntura ayudarán a rebajar la posible tensión previa al tratamiento para aquellos pacientes con miedo a las agujas: menor estrés, mayor bienestar. Si buscas una atención especializada de acupuntura para tu tratamiento, llámanos.

 

OZONOTERAPIA

APLICACIÓN DE TOXINA BOTULINICA EN ESPASTICIDAD

PLASMA RICO EN PLAQUETAS